Esteban Moctezuma Barragán, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, celebraron este martes un encuentro en Ciudad de México como parte del proceso para resolver la problemática magisterial en la entidad.
Ello luego que Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, señalara que se analizará la opción de federalizar la nómina de los profesores de los sistemas estatales, lo que conllevaría, aseveró Aureoles Conejo, el fortalecimiento de las economías de las entidades y los municipios.
Los funcionarios coincidieron en la necesidad de “impulsar un nuevo acuerdo de concurrencia en materia educativa, acorde a las capacidades reales de los estados”, para evitar que las movilizaciones de los profesores, en reclamo del pago de sus percepciones, se traduzcan en pérdida de clases para los estudiantes.
Estas labores de negociación y diálogo se llevan a cabo de forma paralela a las acciones para la reasignación de recursos, con el Congreso del Estado, para pagar salarios y prestaciones correspondientes a 2019 para alrededor de 29 mil docentes con plaza local, además de la venta de inmuebles y muebles patrimonio del gobierno de la entidad o incautados a la criminalidad.
Silvano Aureoles refirió que actualmente el pago del salario de los profesores estatales le representa a Michoacán un déficit por cinco mil 200 millones de pesos anuales, lo que muestra “la importancia de que juntos, Federación, estado y el magisterio, sigamos trabajando en la construcción de un gran acuerdo para superar este grave problema histórico”.