A la mala, con piedras y palos, habitantes de la comunidad de Sevina, municipio de Nahuatzen irrumpieron la sesión del Instituto Electoral de Michoacán -IEM-, a fin de que no se llevara a cabo la consulta sobre el tema de fiscalización de los recursos por parte del Concejo Comunal, toda vez que no aceptan que sean ellos quienes administren los recursos financieros.

Poco antes de las 11:00 de la mañana, los habitantes de Nahuatzen arribaron a las instalaciones del IEM, las cuales se encontraban cerradas y solo podían acceder quienes fueran a participar en la consulta; fue alrededor de las 13:00 horas cuando la situación se volvió álgida.

Primeramente, al interior de las instalaciones las autoridades de Nahuatzen evidenciaban que no querían que el Concejo manejara el recurso financiero, mientras que el órgano electoral pidió respeto. Pero afuera, un grupo de habitantes exigía entrar.

Más de una veintena de habitantes intentaron romper el candado de la reja del estacionamiento, al ver que no se podía lo hicieron con la de la entrada principal y fue así como ingresaron al recinto.

Personal del IEM resguardó el edificio para evitar el ingreso de los habitantes. Sin embargo, al ingresar al estacionamiento acorralaron al periodista Rodrigo Caballero, del portal IDI-MEDIA, a quien agredieron y golpearon por tomar imágenes, salió del conflicto. Posteriormente aventaron piedras a los ventanales y puertas del IEM.

La trifulca fue en cuestión de segundos, las mesas y sillas del recinto fueron aventadas por los habitantes, inclusive las macetas, esto para agredir al personal de Concejo y a las autoridades electorales; al mismo tiempo, agredieron a la periodista Patricia Monreal, del portal Michoacán Tres Punto Cero, al intentar arrebatarle el celular y empujarla.

El personal del instituto sacó por la puerta trasera a las consejeras electorales, no así a Ramón Hernández Reyes, Humberto Urquiza Martínez y Luis Ignacio Peña, quienes trataron de conciliar la situación. Fue más de una hora en que los consejeros dialogaron con los habitantes, pero fueron momentos de tensión porque aventaban piedras y palos, además de romper lo que estuviera a su alcance.

Los elementos policiales arribaron al órgano electoral; la situación se había tranquilizado y únicamente resguardaron el inmueble; mientras que el consejero presidente determinó suspender la consulta hasta que hubiera las condiciones idóneas.