La federalización de la nómina educativa, anunciada en su reciente visita a Michoacán por Andrés Manuel López Obrador, presidente del país, “salvará a la entidad”, aseveró el gobernador Silvano Aureoles Conejo.


Expresó que al asumir el gobierno de la república el costo total de alrededor de 34 mil plazas docentes de adscripción estatal, en Michoacán se solventará el déficit financiero, e inclusive restará un remanente que se podrá destinar a atender otros proyectos de obra pública y de servicios básicos.


“La Federación se lleva toda la nómina educativa, ésa es la gran noticia, con esto se subsana todo, sólo se necesita ver en qué tiempo se implementará”, expresó Aureoles Conejo.


Tras especificar que el horizonte es el próximo mes de junio, ya que en julio entraría en crisis de pagos el estado, Silvano Aureoles mencionó que se prevé que hacia la segunda quincena del sexto mes se disponga del modelo para la atracción de las plazas.


Recordó que el costo de la nómina educativa de nivel básico en la entidad asciende a siete mil millones de pesos por año, a los que se suman mil 100 millones de pesos anuales por concepto de bonos.


El mandatario local explicó que al momento sólo quedan pendientes con los docentes conceptos correspondientes a 2019, los cuales vencerán en mayo de este año y totalizan una erogación estimada de 470 millones de pesos que ya se gestiona.
Cuestionado sobre la posibilidad de inconformidad por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación -CNTE-, ante la federalización de la nómina magisterial, Silvano Aureoles señaló que “no veo por qué tendría que haber una inconformidad, por lo menos en el tema del salario ya no habría confrontación, quizá algunos asuntos ideológicos”.


Agregó que “ojalá que no se produzcan problemas” por la revisión de la nómina que hará la Federación, para detectar dónde están los profesores y evitar aviadores.