Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, refirió que dos mil 700 elementos de seguridad pública se incorporarán a la estrategia de combate al delito de la entidad, en su segunda fase.


Detalló que de este universo, mil 500 agentes pertenecerán a la Policía Michoacán y mil 200 serán adscritos a la Federación.

El gobernador expresó que estos elementos se distribuirán en cerca de 15 municipios, entre los que mencionó Buenavista y Aquila.

Aún no se cuenta con una fecha estimada para el lanzamiento de la segunda fase de la estrategia de combate al delito en la entidad, aunque se espera que ello se produzca en el curso de este mes.

En tanto, arrancó el operativo de seguridad pública correspondiente al período vacacional de Semana Santa, que comprenderá la instalación de cámaras de videovigilancia, arcos detectores de metales y una base de operaciones mixtas en la autopista Siglo XXI.


Asimismo, se desplegará personal de la Policía de Michoacán para verificar la integridad de los automovilistas que circulen por la vialidad durante el periodo vacacional citado.