Integrantes de la LXXIV Legislatura de Michoacán descartaron la posibilidad de desaparecer los poderes en el municipio de Parácuaro, luego de la ola de violencia que se vive en varias de sus comunidades y que han provocado el desplazamiento de al menos 100 familias.

Y es que en días pasados, el municipio de Parácuaro ha registrado diversos enfrentamientos entre integrantes del crimen organizado, principalmente en las comunidades de Odenitas, Tepehuaje y Maravatío, situación que ha provocado el desplazamiento de al menos 100 familias, según declaraciones del párroco Adrián Alejandre Chávez, a un medio de comunicación local.

Sobre el tema, el coordinador parlamentario del Partido Acción Nacional -PAN-, Javier Estrada Cárdenas dijo que el estado de derecho lo debe concretar el Gobierno del Estado, pero también debe estar coordinado con la Federación y el Municipio para trazar una estrategia de atención. “Es un llamado a los tres niveles de Gobierno a que asuman su responsabilidad (…), el Ejecutivo debe ser garante del estado de derecho”, dijo.

Por su parte, la coordinadora del Partido de la Revolución Democrática -PRD-, Araceli Saucedo Reyes descartó la desaparición de poderes y habló de la urgencia por atender este asunto para evitar tragedias. “Habrá que pensar en cómo generamos seguridad para los habitantes del municipio; todos los poderes deben estar inmersos cuando hay una problemática y seguramente el Estado debe estar trabajando para brindar seguridad a cualquier zona del estado”.