Al asegurar que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha perdido sus valores y tras dos décadas de militancia, Gabriel Prado Fernández renunció al tricolor el pasado lunes 1 de abril.

A través de las redes sociales, el secretario de Administración del Ayuntamiento de Morena expuso que "consciente de que el rumbo de este instituto político se ha alejado de sus principios, como la democracia participativa y entregándose a intereses cupulares perdiendo así su naturaleza por encabezar las causas sociales, es que me han llevado a tomar esta decisión con el firme propósito de ejercer mi gusto por el servicio público desde otra trinchera".

Asimismo, señala que hoy da la cara por el proyecto de transformación para Morelia, el cual implementa el Ayuntamiento que es cobijado por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aunque dice que el l color y los membretes son "independientes".

Previo a esto, ocupó diversos cargos en la Delegación Michoacán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), como en las áreas de Prestaciones Sociales y de Administración; esto durante la administración federal del priísta Enrique Peña Nieto y de la mano del ex delegado, Román Acosta Rosales.

Y antes, varios cargos en el Ayuntamiento de Morelia, principalmente con Fausto Vallejo Figueroa, cuando era priísta.