Las demandas de las comunidades originarias del estado que corresponda resolver al gobierno local serán atendidas en lo inmediato, afirmó Carlos Herrera Tello, titular de la Secretaría de Gobierno (Segob).

Luego que el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) llevará a cabo este martes bloqueos en vías carreteras  de la entidad, Herrera Tello mencionó que ya se tiene un acercamiento con los representantes de las comunidades inconformes, “hay diálogo y vamos a buscar las mejores opciones; en el caso de las demandas que sean alcanzables  trataremos que se acelere la solución, mientras que en el caso de los requerimientos que no competen al estado, veremos que se canalicen a la brevedad”.

Agregó que la problemática que enfrentan las comunidades indígenas es parte de su agenda prioritaria de trabajo, a la que dará seguimiento en lo inmediato.

Integrantes del CSIM efectuaron este martes bloqueos carreteros en por lo menos cinco puntos de la entidad.

Los sitios afectados fueron la autopista Siglo XXI, a la altura de Zirahuén; la carretera Morelia - Pátzcuaro, en las inmediaciones de la tenencia de Tiripetío, y múltiples cortes en la carretera Uruapan - Los Reyes.

Además, un autobús retenido y trasladado a la localidad de Zacán.

Estas acciones tuvieron por propósito exigir el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), referente a la entrega del presupuesto correspondiente a las comunidades de Sevina y Comachuén, por parte del ayuntamiento de Nahuatzen.

Aunado a ello, la destitución de Celerino Felipe Cruz como encargado del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas en la entidad, al ser calificado como “persona no grata” para este segmento poblacional.

El consejo requirió la instalación de una mesa tripartita con la convergencia de los gobiernos federal y estatal y el propio CSIM, para dar solución a las situaciones que enfrentan las localidades originarias en el estado.