Un total de mil 119 trabajadores adscritos a la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) se encuentran en condiciones de irregularidad o presentan deficiencias que han sido detectadas en los procedimientos de auditoría practicados a la instancia, en particular, a su capítulo mil, sueldos y salarios.


La dependencia detalló que se encontraron 800 empleados que llevan a cabo funciones distintas a las correspondientes a sus claves laborales, así como 319 que tienen incompatibilidad, al haber excedido el número de horas de trabajo legales o contar con plazas distintas en horarios simultáneos.


Agregó que a partir del pasado mes de febrero se notificó a este personal de su situación, a la par que requerirse que se regularizara, mediante la realización de las actividades indicadas por su clave de adscripción o el ajunte en sus horas asignadas y efectivas.


Al momento, no se ha definido la proporción de estos mil 119 empleados que han acatado el llamado de la SEE.


Paro de labores, ocasionado por requerimiento de regularización
La SEE aseveró que el paro que empleados administrativos han iniciado este lunes, en reclamo del pago de sus salarios, deriva de estos requerimientos de regularización de personal que muestra inconsistencias o irregularidades.


Insistió en que no existe incapacidad para cubrir los salarios, si bien estos se harán conforme lo indicado en las claves laborales y en la normatividad, por lo que  “la secretaría está en la imposibilidad de pagar a alguien que no desempeña el trabajo para el que fue contratado”.


Recordó que tras la detección de estas inconsistencias, se dio un plazo a los trabajadores para su regularización, el cual ha vencido, por lo que nuevamente llamó al diálogo a los inconformes.


Cabe destacar que este lunes personal integrado a la delegación DIII6, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se movilizó durante la celebración del acto cívico semanal, con la pretensión de suspender actividades en las oficinas centrales y alternas de la SEE hasta obtener el pago de salarios correspondientes a la segunda quincena de marzo para 250 personas que no lo captaron.