Un ajuste por dos mil millones de pesos prevé realizar el gobierno del estado en las finanzas de la entidad, refirió Silvano Aureoles Conejo, mandatario de Michoacán.

Este ajuste se realizará con base en cinco ejes rectores del plan de fortalecimiento de las finanzas públicas locales, lanzado este jueves por el gobernador.

Fortalecimiento de fuentes de ingresos propias, apuntalar la disciplina financiera, reactivación económica, mejoramiento de acciones de transparencia y rendición de cuentas y solicitud de apoyo a la Federación para atender la problemática magisterial son los ejes que considera este plan.

Silvano Aureoles detalló que entre las acciones concretas destacan la desincorporación de un paquete de activos del estado, que incluye vehículos y helicópteros propiedad de la administración local, e incremento de la rentabilidad de las concesiones estatales; no afectación en el reajuste económico a áreas como salud, educación y seguridad pública.

Destacó el pago a proveedores que reportan rezagos de anteriores ejercicios presupuestales; impulso al programa de inversión en obra pública, y fortalecimiento de los servicios públicos municipales, por un monto de hasta mil 900 millones de pesos.

El gobernador mencionó: “enviaré un proyecto de decreto para que el pago a proveedores se realice de forma electrónica y se bancaricen los pagos de apoyos sociales y de nómina de todo el personal que presta algún servicio al gobierno estatal”.

Finalmente, “solicitamos a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, que ayude a Michoacán a solucionar los problemas de carácter estructural de las finanzas públicas locales”.

Para ello, se requiere de una distribución equitativa de los recursos captados por la Federación para apuntalar las finanzas locales; en el caso de Michoacán, el déficit supera los cinco mil millones de pesos, especialmente por el pago de la nómina magisterial.