Trabajadores jubilados adscritos al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo -SUEUM- rechazaron la modificación del sistema de pensiones y jubilaciones de la institución, prevista como uno de los compromisos adquiridos por la anterior gestión nicolaita ante la Federación, para recibir un apoyo extraordinario por 500 millones de pesos en 2018.


Los inconformes con este proyecto aseveraron que no se ha discutido en el seno del sindicato, por lo que se requiere de convocar a los trabajadores para analizar la situación, especialmente ante lo que calificó como la presión del gobierno de la república para dar continuidad al respaldo financiero a la casa de estudios en este ejercicio fiscal.

Expusieron que el régimen de pensiones y jubilaciones nicolaita es una conquista laboral que no debe estar sujeta a decisiones unilaterales o a negociaciones cupulares, sino que se debe contar con la participación de los empleados en activo y retirados.


Si bien el sistema ha sido señalado como uno de los responsables de la condición complicada de las finanzas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), trabajadores jubilados agremiados al SUEUM mencionaron que en este panorama ha tenido peso la asignación de un presupuesto insuficiente por parte de los gobiernos federal y estatal a la universidad.


Agregaron que se pretende proporcionar a los trabajadores de la institución información sobre el sistema de pensiones y jubilaciones, así como llevar el tema a una discusión entre diversos gremios.